¡Hasta Siempre Tavo!

El Tavo era nuestro perrito mestizo que tenía 13 años de edad. En la Mañana del 9 de Noviembre de 2012 lo atropelló un vehículo frente a la casa de la familia en la Capital de Corrientes. Esta es una poesía de mi autoría dedicada a su memoria.

El Tavo era nuestro perrito mestizo que tenía 13 años de edad.

En la Mañana del 9 de Noviembre de 2012 lo atropelló un vehículo frente a la casa de la familia en la Capital de Corrientes. Cuando escuchamos su grito, salimos presurosos a socorrerlo y lo encontramos tendido y agonizante en la vereda, con sus últimos signos vitales… los suficientes para despedirse de nosotros con una muy triste y dolorosa mirada.

En la madrugada del 4 de Diciembre (de aquel año) interrumpió mi sueño y como no me dejó volver a conciliarlo, sentí la necesidad de hablarle… y esto fue lo que me nació de lo más profundo de mi corazón.

Hasta Siempre Tavo.

Llegaste un día a casa

tímidamente y en silencio

enseguida te ganaste

nuestro cariño y afecto

te criamos con amor

y nos hiciste feliz por completo.

Caminaste por la vida

con andar tristón y cansino

de tus picardías y travesuras

las calles del barrio son testigo.

Nunca fuiste de provocar

a tus hermanos perrunos

pero te defendiste con fiereza

cuando se te atrevió alguno.

Como un hijo del viento

vagaste con libertad

con carita picarona

retornabas siempre a tu hogar.

Tus huellas indelebles

en esta vida dejaste

la simpatía de los vecinos

con calidad te ganaste.

Muchos años compartimos

entre alegrías y tristezas

en las buenas y en las malas

relució amigable tu presencia.

Hoy extrañamos esos ladridos

que anunciaban tu regreso

a ocupar en el hogar

ese lugarcito de privilegio.

Compañero de tu Madre

en la vida y en la Escuela

supiste robarle sonrisas

a sus alumnitos y colegas.

Si me habrás acompañado

recuerdo, hasta la parada

a tomar el colectivo

todas las benditas mañanas.

Y al subir me daba vuelta

a mirarte y vos me mirabas

como expresando tu afecto

y deseándome una buena jornada.

Los Amigos de tu hermana

también supieron de tus corazonadas

si a mas de uno acompañaste

de regreso a su morada.

Para mi sos como un hijo

que me alegra el corazón

jamás pensé que tu partida

me causaría tanto dolor

Fuiste nuestro Compañero

buen guardián y protector

por tu amistad incondicional

tenerte como Amigo, fue un honor.

Recuerdo ese triste día

el dolor inmenso que me produjo,

además de tu partida,

verla llorar a tu hermana

en una postal de antología

que conmociona y desgarra…

Fuiste un perrito

distinto y muy especial

personaje como ninguno

que sólo te faltó hablar

si hasta en la Escuela te homenajearon

por ser un Amigo cabal.

Tu Familia y tus Amigos

te recordaremos con alegría

porque sólo te has marchado

a vagar por otra vida.

Siento que desde algún lugar

nos observas con displicencia

moviéndonos el rabito

para disimular tamaña ausencia

La vida últimamente

nos había distanciado

pero doy gracias a Dios

haber estado en ese momento

para cavar con dolor

la fosa de los lamentos

donde ahora descansas en Paz

en un lugar de privilegio

en nuestra casa en tu casa

hermanados en el silencio…

Ay Tavito!, como te extraño…

Perrito de mil hazañas

que te fuiste una mañana

tu amistad incondicional

a fuego nos quedó grabada

en esa última, impresionante…

triste, dulce y dolorosa mirada.

Dejaste un vacío enorme

la tristeza invadió la casa

Si pareció que tu partida

nos dejaba sin esperanzas.

Con tu vida se fue también

un poquito de la nuestra

huérfanos de tu amistad

y de tu cautivante presencia

la familia y tus amigos

sufrieron y lloraron tu ausencia

Estos versos nacieron

en una noche de desvelo

si sentí que tu presencia

me había quitado el sueño

bendita la fuerza sobrenatural

que iluminó este momento

para dedicarte estas palabras

de gratitud y buenos recuerdos

que ayuden a curar heridas

de corazones maltrechos.

Tu Papá Joselo.

Compartir
José Luis Siviero
José Luis Siviero

Rebelde sin pausa, Ecologista y apasionado por la Naturaleza y la Vida Rural.
Despunto el vicio de escribir.

Artículos: 11

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *