#Mocoretá: Audiencia Publica Ambiental por el tema Cantera.

El jueves 11 de Mayo estuve presente en la Audiencia Pública Ambiental convocada por el Instituto Correntino del Agua y Ambiente – ICAA, con el fin de renovar el permiso de funcionamiento a la Cantera Mocoretá de la empresa OLINDO S.R.L.

Primeramente, debo decir que tuve dificultades para acceder a la totalidad de la documentación que estaba en consideración; esto es el Informe no Técnico y el Estudio de Impacto Ambiental. A pesar que el Edicto de convocatoria a la audiencia y en las publicaciones hechas por el organismo se decía que ambos estaban a disposición de los interesados, sólo se me hizo entrega con anticipación del Informe Técnico y que el Estudio de Impacto Ambiental podía tomar vista el mismo día de la Audiencia una hora antes del comienzo de la misma. Pero al hacerme presente, no se me permitió hacerlo aduciendo que esa documentación no era de acceso público y que se había cometido un error en las publicaciones diciendo que estaría disponible. Un error muy impropio de un organismo público que tiene que garantizar la transparencia del proceso y el acceso a la información.

En mi intervención planteé que, más allá de los enunciados técnicos y promesas de hacer las cosas bien conforme lo establece la legislación vigente en materia ambiental, de bosques y minería, a tenor de lo se puede observar empíricamente eso no se verifica en la realidad y no se cumple en las canteras que operan en la zona. Los papeles, informes, infografías y demás documentación, nos pintan una cosa y realidad concreta es totalmente otra.

No lo puedo asegurar respecto de la cantera de OLINDO, porque nunca tuve la oportunidad de acceder a la misma y su actividad no es visible desde el exterior de la propiedad, pero respecto de las otras tres canteras afincadas en la zona, incumplen groseramente con toda la legislación aplicable a la materia, que se puede sintetizar en tres puntos básicos:

  • Desmonte indiscriminado de la vegetación nativa sin respetar áreas de reservas (incluso en la zona costera del río). Menos aún hacen las reforestaciones a las que están obligadas.
  • Falta de tratamiento de las aguas utilizadas para el lavado del material devolviéndolas en crudo al río desde donde la toman en forma indiscriminada.
  • No realizan las tareas de rellenado y emparejamiento del terreno removido para la extracción del material.

También recordé en la Audiencia que a la Empresa OLINDO S.R.L. en Mayo de 2020 la denuncié públicamente y ante los organismos competentes, por daño ambiental y usurpación de espacio público por la destrucción que estaban cometiendo en la zona de ribera en las Cachueras de San Gregorio. Ayer me enteré en la Audiencia, de parte de los propios representantes de la Empresa y de funcionarios del ICAA, que dicha denuncia le valió a OLINDO una suspensión temporánea en sus actividades y el pago de una multa y la reparación de los daños causados, que en realidad fue parcial.

Asimismo, dejé expresa constancia que el ICAA –así como es exigente en el requerimiento de los requisitos de carácter técnico-administrativo-, a mi criterio y por lo que se puede observar, lamentablemente deja muchísimo que desear en los controles que debe realizar en ejercicio del Poder de policía que le compete como autoridad de aplicación. Y eso es harto evidente.

Finalmente le reclamamos a la Empresa, que por sus propios medios o en acuerdo con las demás canteras y la Municipalidad de Mocoretá, pongan en funcionamiento un camión regador para hacer el mantenimiento del camino vecinal y contribuir a mitigar de esa forma los daños, perjuicios y molestias que nos generan el que tránsito de camiones de gran porte. En ese sentido, recordé que tenemos presentado en la Municipalidad un petitorio firmado por más de treinta vecinos frentistas solicitando ese servicio.

En síntesis

las canteras en San Gregorio incumplen con las exigencias establecidas y están convirtiendo a los lugares donde están afincadas en verdadera tierra arrasada cometiendo verdaderos ecocidios por el lado que se lo mire.

Alguna vez dije –y lo sigo sosteniendo- que dichas canteras son un negocio para unos pocos y un verdadero calvario para los vecinos en particular y el ecosistema en general.

Entrevista:

¿Desea compartir este artículo?
José Luis Siviero
José Luis Siviero

Rebelde sin pausa, Ecologista y apasionado por la Naturaleza y la Vida Rural.
Despunto el vicio de escribir.

Artículos: 12

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *